Volkswagen dejará el mundial de rallies a final de año. Sin lugar a duda es una noticia muy mala para los seguidores del WRC, y rallies en general. Audi, que es una de las empresas punteras del Grupo Volkswagen, confirmaba que también dejaba el mundial de resistencia, el WEC.

Dos retiradas importantes en el mundo de motor. Dos abandonos, que, ante todo, sospechosos. ¿Qué les ha hecho irse de campeonatos de los que sólo podían estar cansados de ganar?

En el WRC habían conseguido el título de pilotos y de constructores en las tres campañas anteriores y este año han repetido el resultado sin demasiados problemas. También, cuentan con uno de los pilotos mejores pilotos de WRC, y piloto favorito de mucha gente seguidora de la categoría.

En el WEC habían conseguido ganar las 24 Horas de Le Mans durante 4 años seguidos desde el 2011 hasta 2014. Es verdad que en las dos últimas temporadas no habían tenido los resultados conseguidos anteriormente. Mas bien, no son motivos deportivos los que están detrás de esto, sino más bien de negocios.

Foto: Daniel Roeseler
Foto: Daniel Roeseler

El escándalo del ‘Dieselgate’

El Grupo Volkswagen está viviendo sus momentos más pobres. En septiembre de 2015, el grupo automovilístico Alemán se vio dentro de un escándalos por las emisiones contaminantes. Lo que sucedió, es que VW instaló un software ilegal para cambiar los resultados de las pruebas que todos los coches pasan para evaluar los niveles de emisión de Co2. La conclusión del escándalo, fue que Volkswagen tuvo que admitir que muchos de sus vehículos contaminan hasta 40 veces más que el límite legal según los datos que se manejan.

A decir verdad, esto no tendría ninguna relación con la salida de VW del Mundial de Rallies, WRC. Y la de Audi, que forma parte del grupo Volkswagen, del Campeonato de Resistencia, el WEC. No obstante, lo sucedido podría estar más vinculado de lo que parece realmente. Las consecuencias de este escándalo para VW parecen no acabar nunca.

La crisis del Dieselgate solo ha traído duras y malas noticias para el fabricante de coches alemán. Desde que se descubriera el fraude de las emisiones, las acciones del grupo Volkswagen han caído en picado, un 35%. Según los datos del diario ‘EL PAÍS’,equivalen a 25.000 millones de euros. Por si fuera poco, la multa que ha recibido Volkswagen no es ni mucho menos corta y ha tenido que abonar y están en ello, una sanción de 16.000 mil millones de euros. 

Por otra banda, tendrán que reparar miles de coches, que conllevará otra inversión enorme. VW destinó entonces un fondo de reserva de 6.500 millones de euros para solucionar la crisis, pero ni así han podido. Y todas las consecuencias se las está llevando la división de Motorsport de VW.

Foto: DiarioMotor
Foto: DiarioMotor

Sin explicación alguna, Volkswagen abandona el WRC, cuando solo hacían que conseguir victorias y mas victorias, y campeonatos detrás de más campeonatos. ¿Está el ‘Dieselgate’ detrás de su salida? es más que seguro que si. La imagen y las marcas de la marca están hundidas y el WRC, era uno de los programas deportivos que mayor inversión de dinero conllevaba y es probable que esta inversión se destine a solucionar uno de los mayores escándalos de la industria del motor.

¿Y ahora que pasa…?

Siempre se ha dicho en contexto a los deportes de motor, que aquello que acaba haciendo un coche de calle, primero se prueba y se desarrolla en la competición. VW seguirá en otras competiciones como el RallyCross. La decisión del Grupo Volkswagen, a través de Audi, será centrarse en la Fórmula E. Seguramente, esta sea una decisión más que apropiada en vistas al fraude del que fueron protagonistas el año pasado con las emisiones.

La Fórmula E pensarán muchos. Pues sí, la Fórmula E, puede que sea el mejor lugar de competición para que Volkswagen limpie su imagen, tocada de por sí. Pese a ser uno de los líderes en ventas de vehículos, si no el líder. La Fórmula E es un campeonato eléctrico comprometido con el medio ambiente, exactamente lo que no había estado haciendo en los últimos años con el software ilegal que modificaba las emisiones. 

Audi llegará como equipo oficial en la temporada 2017-2018. Aunque ya forman parte del mundial, y este, es un paso muy importante en el futuro cercano de la marca. El objetivo del Grupo VW es simple: seguir siendo líderes en ventas de vehículos y eso requiere ser primeros en todo aquello que se pone de moda en el automovilismo. En primer lugar fueron los Rallies, luego las 24 Horas de Le Mans y ahora la Fórmula E. Todo, para limpiar una imagen de una marca que hace meses estaba destinada al fracaso inmediato.