El director de BMW ha afirmado que el mayor objetivo que tienen es tener la unidad de potencia preparada para el año de su debut, en 2018.

Jens Marquardt, director de BMW, tiene previsto que su equipo pueda participar en la Formula E en la temporada 2018-2019. Esa misma temporada está previsto correr con un coche solamente, se eliminará el cambio de coche. Por lo tanto los motorizantes podrán desarrollar más sus unidades de potencia, hacerlas mas potentes.

En unas declaraciones a Motorsport.com, Marquardt habló sobre este asunto: “Estamos trabajando cada vez mejor con Andretti y lo cierto es que estamos aprendiendo mucho. Es muy importante esta experiencia de cara a la quinta temporada, cuando queremos tener nuestro propio motor BMW en el monoplaza. Hay muchas cosas que debemos preparar para estar listos en ese momento. Actualmente, estamos ayudando con las simulaciones y el procesamiento de datos del equipo desde Múnich. Además hay gente en el equipo para ayudar y apoyar. Siempre hay una persona en cada ePrix, a veces hasta dos o tres, depende del momento”.

“Es importante para la Fórmula E mantener su concepto con las carreras en las grandes ciudades donde está la gente”, afirmó. “El programa corto, pero emocionante, encaja a la perfección en la vida moderna. Además, dispone de una gran cantidad de interacción con los fans, simuladores y material virtual. Aquí es donde se encuentra el verdadero potencial de Fórmula E, no en ir más rápido y ser más grande y más grande”, siguió el director de BMW.

“La cuestión es que los coches no pueden ser mucho más rápidos en este tipo de pistas con estas medidas de seguridad. Creo que en mi opinión, el verdadero potencial es el sector virtual”, concluyó.