El madrileño Carlos Sainz no entra en el top 10 de un Gran Premio de Fórmula 1 desde el 24 de julio, cuando quedó octavo en Hungría. Son ya seis carreras consecutivas sin poder puntuar y puede que la mala racha se mantenga de cara a la carrera de este fin de semana en el circuito de Austin, sede del GP de Estados Unidos, a juicio del propio piloto español.

Va a ser muy difícil entrar en los puntos. Tendría que pasar algo muy raro para que pudiéramos puntuar. Haremos nuestro fin de semana y veremos hasta donde podemos llegar al final de la carrera“, destacó Sainz de la escudería Toro Rosso a los medios de comunicación en EEUU.

Problemas de rendimiento del monoplaza STR 11 durante la recta final de la temporada han afectado el accionar del equipo, haciendo caer a Toro Rosso de manera estrepitosa en comparación al inicio del campeonato, cuando el español cosechó cuatro 8° y tres 9° lugares, además del 6° puesto en el GP de España, su mejor figuración en la categoría reina del automovilismo.

Sainz desveló que durante las últimas carreras ha soltado comentarios llenos de frustración por no poder luchar por la victoria. Aunque esta posición podría denotar un bajón en sus motivaciones para seguir adelante en lo que resta de campeonato, ha optado por pensar justamente lo contrario. “Tengo que disfrutar. Cuando te subes al coche piensas en la suerte que tienes por participar en la Fórmula 1. Al final estas aquí para dar lo máximo e ir lo más rápido que puedes”.

Fue precisamente en EEUU donde Sainz logró su mejor participación en 2015, con un 7° lugar durante un torrencial aguacero que cayó sobre el circuito. Al recordarlo, el español agregó: “Me gusta porque si lo piensas, hay muchos trazados nuevos, pero ninguno ha conseguido lo que sí hay en Suzuka, Spa o Silverstone. Si hay uno que ha conseguido su propia personalidad y carisma es este de Austin, con la subida en la curva 1, el primer sector súper rápido o las curvas lentas del final, donde se puede adelantar”, destacó.