Pese a no estar en la categoría durante 2017, el piloto monegasco ha sido el encargado de probar el DRS en un monoplaza de GP3 Series, que se implantara en la próxima temporada

Tras conocer hace unos meses, la implantación del sistema DRS en los monoplazas de GP3 para el próximo año, ya se ha podido comprobar el rendimiento de este sistema en los coches de la categoría.

El piloto encargado ha sido el monegasco Charles Leclerc, que gracias a su triunfo en el campeonato, le han otorgado, el placer, de ser la primera persona que se ha subido a un coche de GP3, incorporado con DRS,  y comprobar el rendimiento que puede proporcionar a los pilotos de 2017, de cara a lograr adelantamientos en pista.

gp3series.com

El objetivo de estas pruebas eran probar el sistema DRS en un coche de GP3 Series, además de trabajar en el desarrollo de los neumáticos Pirelli para 2017, y según palabras de Charles Leclerc, ese objetivo ha sido superado, tras estar probando durante seis días en los circuitos de Abu Dhabi y Bahréin.

“Tuvimos unos días con mucho trabajo. En los primeros días que estuve en Abu Dhabi, fue difícil en el aspecto físico, ya que hice 120 vueltas en un mismo día, y eso fue algo que nunca había hecho en mi carrera deportiva.”

“Uno de los objetivos de estas pruebas era comprobar el funcionamiento del DRS, y si esto, ayuda a facilitar los adelantamientos y hacer más competitivo el campeonato. Tuvimos dos configuraciones distintas del DRS, y claramente la segunda fue la mejor, ya que respecto a la primera, mejore mucho en los tiempos por vuelta. Este sistema facilitara los adelantamientos, y permitirá a los aficionados, ver carreras más emocionantes.”

“También tuve la oportunidad de probar los neumáticos que está desarrollando Pirelli para la próxima temporada. Fue una gran experiencia, y puede entender la manera en la que trabaja la empresa italiana.”