La discusión de nunca acabar: F1 es sinónimo de tecnología de punta, que no se traduce en una competencia cerrada como si lo ha sido el DTM.

La Fórmula 1, que es reconocida como la máxima categoría del deporte a motor no tiene restricciones en la inversión de los equipos para el desarrollo de sus monoplazas. Esta situación se traduce generalmente en que, aquellos equipos con la mayor inversión disponible logran obtener los mejores resultados.

Ahora, esto no es una regla. Tan sólo recordar aquella infortunada participación de Toyota en la década de los 2,000, lo que hacen de esta una relación no necesariamente directa. Toyota a pesar de tener disponible presupuestos elevados en su periodo por la F1, nunca pudo posicionarse como un equipo competitivo o siquiera obtener un solo triunfo.

DTM le apuesta a la competitividad

Por otro lado categorías como el DTM, que limitan las diferencias que puedan existir entre los autos, premian la competitividad de los pilotos y presentan un show destacable. Es así como a pesar que Audi  fue el claro dominador de la categoría en 2016, en contra de BMW y Mercedes, no logró obtener el campeonato de pilotos, dejándole una gran desazón a la marca.

Edoardo Mortara
Edoardo Mortara

Los automóviles Audi en el DTM obtuvieron 10 de las 18 competencias del año, permitiendo declararse campeones de constructores y de equipos, esto último con el Abt Sportsline. Sin embargo, una competencia que presentó a 10 diferentes pilotos en lo más alto del podio durante el año, tenía preparado un desenlace distinto al que pudo haberse pronosticado.

El italiano Edoardo Mortara, parte de las filas de Audi, resultó batido por el alemán Marco Wittmann, quien milita con BMW. Un campeonato ciertamente reñido con una diferencia de tan sólo 4 puntos, que fue suficiente para arrebatarle a la marca de los 4 aros celebrar el triple campeonato de 2016.

El líder de Audi en DTM critica a la F1

Así, quien es líder de Audi para el DTM el ingeniero alemán Dieter Gass, sin desconocer la sorpresa que este resultado trajo para la marca, en sus declaraciones resaltó que tener una competencia mucho más abierta es bueno para el deporte: “Todos los pilotos empiezan el campeonato al mismo nivel, con las mismas posibilidades y el mismo material… Me encanta lo apretada que es la competición en el DTM. Hay muchas discusiones en público sobre si el DTM es impredecible, sobre por qué un día gana Audi, otro día Mercedes, un día este piloto y otro día este otro piloto. La gente quiere ver competir a los tres grandes fabricantes alemanes con las mismas armas”.

Dieter Gass
Dieter Gass

Así, el que fuera también parte de los proyectos de Toyota y Lotus en la F1, recalca que lo impredecible del campeonato hace más vistosa a la categoría y es algo por lo que los aficionados del DTM deberían agradecer: “Esa igualdad es lo que hace fuerte al DTM, hay muy pequeñas diferencias entre coches y pilotos, un día y otro. Dos o tres décimas por vuelta. Pequeños detalles, como la presión de las ruedas, hacen esas diferencias y por eso es tan impredecible. Eso es bueno para el DTM, me encanta que sea una competición tan apretada. Lo que le digo a la gente que no entiende el DTM es: si quieres ver una carrera y quieres conocer antes el resultado, tienes la Fórmula 1“.

La Fórmula 1 seguirá siendo considerada la categoría más importante del automovilismo. Habrá que ver qué nos trae el 2017 con tantas modificaciones. Pero al final, de esto se trata la F1: la mejor tecnología de punta, los mejores pilotos y el mejor escenario. Cualquier queja casi que queda de lado.