Bernie Ecclestone ha hablado sobre la posible llegada del hijo de Michael, Mick Schumacher, a la máxima categoría del automovilismo, y también de los pilotos emergentes, los cuales son muy jóvenes.

Como suele ser costumbre, cuando el inglés se pronuncia, nadie queda indiferente, esta vez, por la posible incorporación de Mick Schumacher a la Fórmula 1, pero además ha defendido a los pilotos más precoces, los cuales, según él mismo, darían mucho espectáculo.

En palabras de ‘Mister E’Si Mick es tan fuerte como su padre, ¿por qué no subirlo? Sería bueno que la F1 tuviera el nombre de Schumacher en la parrilla, aunque en general es divertido ver jóvenes pilotos”.

Bernie Ecclestone con Mick Schumacher. Vía: marca.com

El paso adelante del alemán levantaría un enorme revuelo en el paddock, y sin duda alguna, las audiencias aumentarían exponencialmente, sólo por contar de nuevo con el apellido Schumacher que tanta huella ha dejado en este deporte.

Aunque a la hora de decidir por un favorito, Ecclestone, lo tiene claro, y Max Verstappen es su apuesta de futuro en la Fórmula 1, como ya se ha dejado ver en varias ocasiones a lo largo de las dos temporadas completas que lleva el holandés.

Max Verstappen. Es un futuro campeón del mundo. Un chico que no se asusta por nada, que intenta ganar cada carrera y que tiene la habilidad de llevar un coche al límite mejor que otros. Eso es competir, comentó Bernie.

Bernie Ecclestone habla con Max Verstappen antes del GP de México. Vía: motorsport.com

Pasados unos días del cumpleaños de Michael (3 de enero) y cuando se cumplen tres años de aquel aciago accidente de esquí en Meribel ( 29 de diciembre), el británico ha demostrado sus muestras de cariño hacia el alemán y sus mejores deseos: “El accidente fue una tragedia, pero quiero mantener a Michael en mi memoria como lo conocí”.

Bernie Ecclestone, sonriente junto a Michael Schumacher. Vía: estrelladigital.es

El mundo de la Fórmula 1 nunca se cansaría de ver nuevas promesas subirse a uno de esos monoplazas, pero la idea de ver a otro Schumacher en lo más alto pone los emociones de todos los aficionados a flor de piel.