El director del Dakar ha dicho que las condiciones atmosféricas en la etapa del pasado viernes complicaron mucho la labor de la organización del Rally Lavigne dice también que 21 pilotos tuvieron que pasar la noche en sus respectivos vehículos.

La lluvia que ha caído desde el pasado viernes al mediodía hasta la mañana del sábado dejó su sello en el Dakar. El director de la carrera, Etienne Lavigne, dijo que todo ese día fue “realmente muy complicado para nosotros”.

Lavigne: Este sábado fue realmente muy complicado para nosotros porque armar una etapa de 500 km en las condiciones climáticas que hemos encontrado era imposible. Hemos encontrado muchos problemas de seguridad, de logística, de la carrera… está impracticable. Fue la mejor decisión para todos. No vale la pena arrancar la carrera así” explica el director de carrera.

Etienne reconoció que la ASO valorara si las etapas del lunes y el martes se llevaran a cabo. La previsión meteorológica para estos días no ha cambiado y sigue anunciando lluvias torrenciales. “Sabemos desde el inicio que con este Dakar vamos a encontrar condiciones difíciles. Pero vamos a estudiar esta tarde y mañana por la mañana la evolución de la meteo durante los próximos tres días. Queremos valorar la especial del lunes y el martes para tener información sobre el terreno para saber la calidad de la pista que podemos encontrar. Y modificaremos cosas dependiendo de la evaluación”, Lavigne avisó de lo que puede suceder en las próximas etapas.