Marc Márquez reduce sus horas de entrenamiento en dirt track tras detectar que ha cogido malos vicios para moto GP.

El actual campeón del mundo de moto GP Marc Márquez, que ganó el superprestigio  Dirt Track el pasado sábado en el Palau Sant Jordi, reconoció que estaba cogiendo malos hábitos en cuanto a su pilotaje: “Este ha sido el año en el que he hecho menos dirt track. Prácticamente no había rodado hasta que comencé a preparar el Superprestigio”.

Márquez es uno de tantos pilotos que disfruta mucho derrapando cuando se sube a una moto de dirt track. A pesar de ello, reconoció haber reducido sus horas de entrenamiento en esta disciplina: “Lo que pasa es que cogí algunos malos hábitos que no me ayudaban después al subirme a la MotoGP, y por eso decidí parar un poco. Ahora me centro en mejorar la técnica y ya está”.

Márquez vio las consecuencias de haber dedicado menos tiempo a su moto de dirt track, tras entrenar con algunos de sus rivales.

El miércoles me entrené con varios de los que correrán aquí. Pensaba que iba bien y resulta que era el cuarto o el quinto, así que tuve que espabilarme. Cada año el nivel sube mucho. Además, todos venimos a pasárnoslo bien y disfrutar, pero queremos disfrutar desde el podio”, zanjó el catalán.