Como hace pocas semanas se confirmó, la marca alemana Audi, abandonará el WEC (mundial de resistencia) el próximo año. La marca de los cuatro aros ha conseguido muchos hitos en esta competición y con prototipos innovadores. Además de ser la única escudería en ganar Le Mans con un motor diésel. Este es el repaso de la historia de Audi del WEC:

Audi, empezó compitiendo en pruebas de resistencia en el año 1999 compitiendo en las 12h de Sebring y en las míticas 24h de Le Mans. Para disputar ambas carreras utilizaron dos prototipos diferentes: el Audi R8C y el Audi R8R. En el circuito americano, quedaron terceros y quintos mientras que en la prueba gala obtuvieron un tercero y un cuarto puesto.

En el 2000 disputaron un par de pruebas en el ALMS (American Le Mans Series). El R8R fue el encargado de disputar dichas carreras. Obtuvo un tercero, cuarto y sexto. El R8C a su vez, los dos prototipos que disputaron las 24h de Le Mans tuvieron que abandonar por fallos mecánicos.

No obstante, Audi, hizo una evolución del R8C al cual denominaron Audi R8 LMP. Este prototipo, consiguió bastantes victorias; 5 en Le Mans (2000, 2001, 2002, 2004 y 2005). En cuanto a competiciones en suelo americano desde el 2000 hasta el 2005, ambos inclusive, ganó tanto los títulos de pilotos como el de constructores del ALMS y de las pruebas de las 12h de Sebring y la Petit Le Mans.

Imagen del Audi R10 TDI; ganador en Le Mans en 2006, 2007 y 2008.
Imagen del Audi R10 TDI; ganador en Le Mans en 2006, 2007 y 2008.

En 2006 la escudería alemana introdujo algo innovador en la competición: el motor diésel. Al prototipo le pusieron el nombre de Audi R10 TDI. Al ser de gasoil, el propulsor consumía mucho menos. Se estimaba que por cada stint podían llegar a ahorrar dos vueltas en el circuito de La Sarthe (Le Mans). En kilómetros equivaldría a una distancia de unos 27 km. La arquitectura del motor era V12 con un ángulo entre bancadas de 90º. Lo que más sorprendía era el par motor: 1100Nm. En cuanto a la carrocería, al igual que su antecesor, el cockpit era descubierto mientras que el resto de competidores de su categoría eran cubiertos.

Aún así, Peugeot demostró ser un rival bastante correoso para Audi, pero la marca de los aros ganó tres veces Le Mans (2006-2008), 12h de Sebring (2006 y 2007), los títulos de pilotos y equipos de la ALMS entre 2006 y 2008, y la Le Mans Series en 2008.

En 2009 debutó el nuevo Audi R15 TDI, que sería el último prototipo descubierto de los alemanes. Pese a que empezaran ganando las 12h de Sebring, en Le Mans y Petit Le Mans, Peugeot les comió la tostada. Al año siguiente, con el Audi R10 TDI plus consiguieron el triplete en Le Mans y las 8h de Le Castellet. Sin embargo, Peugeot les derrotó en Sebring, Spa-Francorchamps, Silverstone, Petit Le Mans y Zhuhai.

En el año 2011, La Copa Intercontinental Le Mans pasó a tener siete fechas. La marca alemana, únicamente ganó las 24h de Le Mans por lo que no pudieron hacerse con el título. Este año, fue el primero en el que Audi utilizaba un prototipo cerrado. Eso sí, seguían utilizando motor diésel en el Audi R18.

En el 2012 el nombre del mundial pasó a ser WEC (World Endurance Championship). En Sebring ganaron con un R18 del 2011. En Spa y en Le Mans compitieron con dos R18 ultra y dos R18 e-tron quattro, este último siendo un motor diésel híbrido con tracción a las cuatro ruedas. En Spa ganaron los coches equipados con motor convencional mientras que en Le Mans ganaron con el híbrido. Durante el resto de la temporada utilizaron dos modelos e-tron quattro. Finalmente se harían con el título al igual que en 2013.

En 2014 y 2015 fueron derrotados por Toyota y Porsche respectivamente. En ambas temporadas consiguieron una victoria en Le Mans en 2014.

Parece ser, que Audi se pasará a la Fórmula E después de haber estado prácticamente 18 años consecutivos compitiendo en pruebas de resistencia.