El nueve veces campeón del mundo, Valentino Rossi, afirma que ha cambiado su rutina de entrenamiento estas últimas temporadas para poder luchar por el título.

A Valentino nunca le ha gustado el gimnasio pero estas últimas temporadas no le ha quedado más remedio ya que sin está preparación física no podría luchar por las posiciones delanteras. Actualmente es el piloto más veterano de la parrilla  de MotoGP con 37 años.

Hace 16 años, al llegar a MotoGP, podría saltar de la cama a la moto directamente. Ahora el italiano dedica mucho más tiempo a su condición física para subirse a la moto y competir.

Valentino Rossi durante el GP de Malasia 2016. Foto vía Yamaha MotoGP.
Valentino Rossi durante el GP de Malasia 2016. Foto vía Yamaha MotoGP.

Valentino tiene una bicicleta estática dentro de su motorhome que usa 45 minutos antes de cualquier sesión para prepararse antes de ponerse el mono. Rossi también la usa después de bajarse de la moto par destentar la musculación.

“En los últimos años me entreno como un loco, muchísimo”,  explicaba “Il Dottore” este jueves en Radio Deejay.

Valentino considera que para ser competitivo la clave es no dejar de competir en ningún momento. Prueba de ellos es su Ranch,en su pueblo natal, Tavullia. Allí, entrena contra chavales de 20 años de su Academia (VR46 Academy) ansiosos para demostrarle lo rápidos que pueden llegar a ser. Además, a lo largo de su vida, Valentino ha ido invitando a pilotos de la parrilla para que puedan entrenar juntos. Hasta Marc Márquez ha visitado el Ranch.