Xevi Pons se ha visto obligado a abandonar el Dakar. Cerca del primer punto de control de la segunda etapa, el español sufrió un vuelco y arrancó una de las ruedas de su Ford. Se esperó a la asistencia y regresaron al campamento, pero los daños no han permitido a Xevi tomar la salida en la tercera etapa.

El Rally Dakar es absolutamente impredecible. Eso debió pensar ayer Xevi Pons, que pasó de realizar una grandísima actuación en la etapa de prólogo a sufrir un accidente que le obliga a retirarse de la carrera en la segunda etapa. El piloto español regresó por la mañana al campamento de Tucumán tras haber sido remolcado, pero no ha podido tomar la salida de la tercera etapa debido a los graves desperfectos en su Ford.

Xevi partía ayer segundo, sólo por detrás de Al-Attiyah, tras su enorme actuación en la primera etapa. El español ni siquiera pudo llegar al primer punto de control, pues sufrió un vuelco en una zona rápida. En dicho vuelco el Ford de Pons sufrió graves daños en el tren delantero, perdiendo una de las ruedas algunos kilómetros más adelante. 

Imagen vía ‘marca.com’

Tanto Pons como su copiloto estuvieron esperando la asistencia durante largo rato con el objetivo de intentar reemprender la marcha, pero los daños eran demasiado graves y ha sido imposible poder continuar en carrera. Una lástima que la segunda participación de Xevi Pons en el Dakar haya terminado de esta manera tras las buenas sensaciones mostradas. El español sigue siendo uno de los pilotos más prometedores de la categoría tras su excelente rendimiento en 2016, cuando siendo un rookie logró terminar el Rally a pesar de su escasa preparación y los muchos problemas mecánicos que sufrió.